San Francisco Big 5 ● Rick Griffin

Voy a continuar la segunda parte de la historia de los Grandes de San Francisco que comenzó en la entrada pasada hablando de quien, además de ser un gran exponente del cartel psicodélico también hizo gran aportación al mundo de los cómics en la década de los sesenta.

Rick Griffin nació en 1944 en Palos Verdes, California. Su padre de profesión ingeniero compartió con él su pasión por la arqueología (que practicaba como pasatiempo) y es en sus expediciones que Rick se enamora de la cultura nativo americana motivo que vemos recurrentemente en su obra gráfica.

El primer acercamiento de Rick con el arte fue a través del surf gracias a su amigo Randy Nauert, integrante de The Challengers para quienes Rick comenzó a crear carteles ilustrados.

El tipo de ilustraciones que manejaba y los personajes que creó influenciado por los cómics que veía en MAD, lo llevaron a trabajar en la revista The Surfer, donde diseña el personaje de Murphy, que luego se convertiría en el favorito de la escena surf de inicios de los sesenta.

Rick buscó trasladar su arte hacia Australia donde la escena surf era aun más fuerte, pero antes se detuvo en San Francisco donde por desgracia (o no) sufrió un accidente automovilístico. Rick cuenta que cuando despertó del accidente lo primero que recuerda es haber escuchado a alguien recitar un salmo, lo cual probablemente definiría su posterior conversión al cristianismo.

En el accidente, el ojo izquierdo de Rick se dislocó y posiblemente sea esa su inspiración para el uso del eyeball en algunos de sus carteles, pero además su cara sufrió varias heridas lo cual le haría cambiar su apariencia dejando crecer su barba y usando ocasionalmente un parche.

The eyeball elemento recurrente en sus carteles, aveces aparece en llamas o volando por el aire.

En 1964 deja su trabajo en la revista The Surfer para entrar a la Chouinard Art Insitute, lugar donde conoce a Ida Pfefferle, artista que después se convertiría en su esposa y compañera de viajes. Tras un viaje por México al lado de Ida, regresan a San Francisco y se unen al colectivo de músicos y artistas llamado The Jook Savages donde Rick crea su primer cartel «psicodélico» para un art show en el que muy atinadamente emplea tipografías en movimiento y algunos elementos nativo americanos. 

Posteriormente fue comisionado para crear el cartel para el Gathering of the Tribes, the Human Be In. Festival que serviría para arrancar el gran fenómeno contracultural llamado Summer of Love donde se reunirían personalidades de la talla de Allen Ginsberg y Timothy Leary. En el diseño del cartel Rick presentaba un nativo americano sosteniendo una guitarra como figura central y bloques tipográficos a los costados y en la parte baja.

La carrera de Rick comenzó a despegar junto con el movimiento hippie y la necesidad de darle un diseño visual a todo lo que estaba ocurriendo . Rick realizó diversos posters para conciertos, y siguióexperimentando con el movimiento tipográfico y en los que además incluíaelementos como escarabajos, calaveras, ojos surfeando o volando y sus elementosnativos.

Al igual que Wes Wilson, Rick también produjo carteles para el Avalon Ballroom y el Fillmore Auditorium, donde diseñó para leyendas de la década como Hendrix, Albert King o The Grateful Dead.

En 1967 ‘The Big Five’ fundan Berkeley Bonaparte, un estudio de diseño especializado en producir y vender carteles psicodélicos y obra fotográfica. El trabajo de Rick no sólo encuentra como medio el cartel, a la par desarrolló muchas ilustraciones para cómics en los sesenta. Algunas para Zap Comix, Snatch o Tales from the Tube.

Alrededor de 1969 Rick se muda y se establece al Sur de California donde desarrolla el poster para la película Pacific Vibrations de John Severson, en el arte podemos ver una variante en su técnica y la aparición de Ida (su esposa) y de Adelia (la hija de ambos que estaba por nacer) en la ilustración central.

Para Noviembre de 1970 Rick se convierte al cristianismo, suceso que traería grandes cambios a su vida y por consiguiente a su obra. Principalmente se dedicó a realizar arte para Calvary Chappel en Costa Mesa. La iglesia estaba además afiliada a Maranatha Music, por lo que Rick fue comisionado a crear posters y arte para discos de música cristiana, negocio que apenas comenzaba a despegar en EEUU.

Los trabajos más notables de su carrera probablemente sean los que realizó junto a The Grateful Dead, destacando los juegos tipográficos, mismo estilo que usó para el primer logo de la revista Rolling Stone.

En noviembre de 1991, tras ser informado sobre la venta de una de sus obras y dirigirse a su hogar para celebrarlo. Rick choca en su motocicleta con una van resultando gravemente herido, después de tres días muere a causa de los golpes. Parece increíble que los carteles que un día pudieron arrancarse de teléfonos públicos y paredes de bares en San Francisco hoy sean piezas de culto entre los coleccionistas.

En 2012 se lanzó una campaña Kickstarter para financiar un documental sobre su vida, que sería dirigido por Steve Barilotti editor de The Surfer, y en facebook se pueden ver avances del proyecto. ¡Larga vida a su legado!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s